8 Estrategias científicas para desarrollar el pensamiento crítico

Desarrollar el pensamiento crítico es fundamental en la era de la información (falsa).


Para muchos la mejor forma de tomar decisiones y de comunicar ideas es mediante la argumentación científica y el pensamiento crítico.

Sin embargo, como cualidades y habilidades, a menudo son las más difíciles de enseñar a los estudiantes. El propio Einstein dijo: «La educación no es el aprendizaje de hechos, sino el entrenamiento de la mente para pensar».

¿Pero cómo? ¿Qué pueden hacer la ciencia y el pensamiento crítico por los estudiantes? Además, ¿qué pueden aprender los profesores de estos enfoques y llevarlos a sus aulas?

Fuera de la ciencia, la gente se apresura a etiquetar a quienes cuestionan las teorías aceptadas actualmente como contrarios, trolls y charlatanes. Esto se debe, en parte, a que las personas a veces no son conscientes de cómo avanza la ciencia.

Curiosamente, las revistas de enseñanza profesional señalan que un mito común que los estudiantes traen a la escuela es que la ciencia ya está descubierta y esculpida en piedra, una colección fija de conocimiento, en lugar del simple enfoque del pensamiento y el conocimiento que realmente representa.

A continuación se presentan 8 estrategias basadas en la ciencia para el pensamiento crítico.

8 estrategias científicas para el pensamiento crítico

  1. Desafiar y cuestionar las suposiciones.

Y eso significa todas las suposiciones.

Como profesor, he hecho todo lo posible para nutrir las preguntas exploratorias de los estudiantes al modelar la mentalidad científica objetiva. Independientemente de nuestros objetivos en el proceso de enseñanza y aprendizaje, nunca quiero sofocar la curiosidad de los estudiantes. Una forma de lograr esto es casi siempre absteniéndome de darles mi opinión personal cuando me lo han pedido, alentándolos en su lugar a abordar la investigación para desarrollar sus propias ideas.

Los estudiantes no están acostumbrados a este enfoque y es posible que se les diga qué pensar. ¿Pero no sería eso un flaco favor para su desarrollo, sabiendo que necesitamos mentes analíticas para crear progreso? ¿Y saber qué tan rápido la tecnología convierte la ciencia ficción en hechos? Conceptos que eran pura imaginación cuando crecí, como los viajes en el tiempo, ahora se han simulado con fotones en Australia. ¿Podría suceder esto si nunca desafiamos nuestras suposiciones?

Cuestionar todo. En ese sentido, las preguntas son más importantes que las respuestas.

  1. Evita emitir juicios.

Si un estudiante muestra curiosidad en un tema, puede desafiar nuestra propia zona de confort. En este sentido, Malcolm Forbes, aeronáutico, navegante y editor de la revista Forbes, declaró: «El propósito de la educación es reemplazar una mente vacía por una abierta».

Aunque está en la naturaleza humana llenar un vacío con prejuicios, detendría el progreso de la ciencia y, por lo tanto, es algo de lo que hay que protegerse. Es cierto que se requiere valentía para suspender el juicio y adquirir sin temor datos imparciales. Pero quién sabe, esos datos pueden hacer que miremos las cosas desde una nueva perspectiva.

  1. Basar las conclusiones en evidencia.

Al adoptar el aprendizaje centrado en el estudiante, los Estándares de Ciencias de la Próxima Generación cuentan con argumentación científica. ¿Podemos estar de acuerdo en que el cambio basado en nueva evidencia puede ser útil para crear un mundo más saludable?

Al resistir el sesgo de confirmación, los científicos deben revisar las conclusiones, y por lo tanto las creencias, en presencia de nuevos datos.

  1. Priorizar los datos sobre las creencias.

En ciencia, las «creencias» importan menos que los hechos, los datos y lo que se puede respaldar y probar. El desarrollo de creencias basadas en razonamiento crítico y datos de calidad está mucho más cerca de un enfoque científico del pensamiento crítico.

Si bien los científicos ciertamente «discuten» entre ellos, ayudar a los estudiantes a enmarcar ese desacuerdo entre datos y no entre personas es una forma muy sencilla de enseñar el pensamiento crítico a través de la ciencia. Ver a las personas, las creencias y los datos como separados no solo es racional, sino fundamental para este proceso.

  1. Pon a prueba las ideas.

En el peor de los casos, se diseñan nuevas pruebas para volver a probar esas nuevas conclusiones. ¡Las teorías son maravillosos puntos de partida para un proceso que nunca se detiene!

  1. Fomenta el ensayo y error.

Ver los errores como datos y datos que conducen a nuevas conclusiones y avances es parte integrante del proceso científico.

De la misma forma, una de las consecuencias de enseñar habilidades de pensamiento crítico es que los estudiantes pueden traer a casa malentendidos. Pero explorar la controversia en la ciencia es el método que utilizan los científicos para impulsar el campo hacia adelante.

De lo contrario, todavía estaríamos montando a caballo y usando máquinas de escribir. ¿Sabías que alguna vez se consideró controvertido poner borradores en lápices? La gente pensó que alentaría a los estudiantes a cometer errores.

  1. Fomenta la apertura a ideas diferentes.

Por muy valioso que sea explorar la controversia y el debate en la ciencia, es posible que algunos estudiantes no puedan entender la famosa cita de Aristóteles sobre la educación: “Una mente educada es capaz de entender un pensamiento sin aceptarlo»

Si los maestros y los padres no apoyan a los estudiantes en este proceso, los niños pueden perder el contexto de por qué deberían desafiar sus propias suposiciones a través de la evidencia y el razonamiento analítico dentro y fuera del aula.

  1. Busca lo que otros no ven.

Examinar los estudios y datos antiguos, ya sea para sacar nuevas conclusiones o diseñar nuevas teorías y pruebas para esas teorías, es la forma en que ocurre gran parte de la «ciencia». Incluso pensar en una nueva forma de considerar o enmarcar un viejo problema, considerar lo que otros pueden haber pasado por alto, es un maravilloso enfoque de pensamiento crítico para el aprendizaje.

Deja un comentario

Aula virtual

Periódico Mural Virtual: Marzo

Como cada mes y mientras las condiciones obliguen a los profesores de México a trabajar en entornos virtuales, les compartimos este periódico mural interactivo. Recuerda

Sin categoría

Hojas para colorear y encontrar objetos.

En esta ocasión les compartimos este hermoso material para fomentar la atención de los alumnos. Se trata de una serie de hojas para colorear en

CTE

CTE Quinta Sesión: Materiales de Apoyo

Como es mes con mes, llega la nueva sesión de trabajo en Consejo Técnico correspondiente al mes de febrero. Como ya es costumbre les compartimos

%%footer%%